Automatización de casas inteligentes

En nuestro reciente artículo Qué es una casa inteligente, explicábamos las distintas maneras en las que la domótica se puede implementar y mencionábamos sobre los diversos campos de aplicación donde la automatización de casas inteligentes puede hacer acto de presencia. Ahora es momento de hablar sobre los componentes o elementos básicos que integran un proyecto domótico sin importar su tamaño.

Dichos elementos los podemos clasificar en: Dispositivos de Comunicación, Dispositivos Inteligentes o Actuadores y Dispositivos de Control; es importante mencionar que, dependiendo de su método de aplicación, es probable que algunos dispositivos entren en 2 de las 3 clasificaciones que mostramos, pero ¡no te preocupes! Nosotros te explicaremos a detalle y al final sabrás identificar las partes básicas que constituye un proyecto domótico que por más chicos o grandes que sean siempre contarán con estos elementos.

Dispositivos de comunicación

Los dispositivos de comunicación son esenciales en la automatización de casas inteligentes porque son los que prácticamente aseguran que todos los demás elementos estén en una comunicación sincronizada, actualmente los más conocidos son los Gateways (puerta de enlace) y Hubs (concentradores). Estos equipos tienen actúan como un punto de entrada de red la cual distribuyen a lo largo del sistema domótico, de tal forma que, permite que todos los elementos se encuentren comunicados entre sí por un mismo elemento y/o red.

Normalmente en las casas con sistemas domóticos, la red de comunicación es una eficiente combinación de WiFi con Ethernet, sin embargo, actualmente con el avance cada vez mayor de la tecnología, existen ya distintas formas de comunicación, por ejemplo, nos encontraremos con protocolos de comunicación como ZigBee, Zwave, Bluetooth, TCP/IP, entre otros. Con tantos protocolos el mercado y una gran variedad de «dispositivos inteligentes», es bastante común que no haya compatibilidad de comunicación entre ellos.

Recuerda: si los dispositivos se pueden conectar a internet, no significa que precisamente sean capaz de comunicarse con otros similares, y si no hay una verdadera comunicación entre ellos, no lo podemos considerar como un sistema verdaderamente inteligente. Un Hub o un Gateway, te garantizarán que exista una comunicación real entre tus dispositivos para así lograr convertir tu hogar en una casa inteligente.

Dispositivos inteligentes o actuadores

También considerados como Dispositivos Finales, que vienen siendo como los músculos del sistema, son los que en realidad realizan o implementan cualquier acción que nosotros le ordenemos al sistema. Son bastantes versátiles y es bastante interesante ver que, para los equipos IoT, la mayoría de los dispositivos finales tienen características de tipo Dispositivos de Control.

A continuación, una breve lista de los dispositivos que encajan en esta clasificación:

  1. Gadgets: existe un mundo entero de gadgets inteligentes que podemos adquirir: cámaras, termostatos, videoporteros hasta sistemas de preparación de cerveza.
  2. Electrodomésticos Inteligentes: casi cualquier electrodoméstico podrá formar parte de cualquier casa inteligente en los próximos años. Ya existen refrigeradores, lavadoras, hornos, microondas, cafeteras y hasta ollas capaces de conectarse a un sistema inteligente.
  3. Dispositivos de Control: los servicios de control son tan variados en su físico y funcionamiento, habiendo aquellos que se manejan por comandos de voz, otros con pantallas táctiles de 10” que te permiten una configuración completa del sistema hasta el propio celular al instalarle una aplicación para el monitoreo y control de tu sistema domótico.
  4. Gestores de Recursos: los dispositivos inteligentes de administración de energía incluyen controles remotos para activar o simplemente monitorear tu consumo en tiempo real de electricidad, luz y gas. Existen también interruptores inteligentes que pueden ser programados para apagar o encenderse en un horario específico.
  5. Dispositivos de Entretenimiento: el entretenimiento incluye televisores inteligentes, altavoces inalámbricos y proyectores de cine.

Al final, para la correcta automatización de casas inteligentes estos dispositivos se enfocarán en llevar a cabo las acciones que tu desees y los resultados los vemos cuando las lámparas empiezan a atenuarse, cuando las cortinas empiezan a cerrar, cuando tu lavadora inteligente empieza a trabajar, entre otros. Como ya lo hemos dicho, los resultados y las posibilidades son infinitas.

Dispositivos de control

Estos son los dispositivos o la parte que tiene meramente la interacción directa con los usuarios finales, los dispositivos de control en la automatización de casas inteligentes, como lo menciona su nombre nos permitirán accionar, activar, monitorear, apagar, entre otras acciones. Cualquier elemento integrado al sistema para que, al gusto de cada usuario, lo pueda controlar sin problema alguno con la mayor comodidad y practicidad posible.

Algunos de los dispositivos de control son:

  • Paneles instalados a lo largo del inmueble.
  • PC o computadora.
  • Dispositivos inteligentes como Amazon Alexa Dot, Google Home, entre otros, que pueden funcionar dependiendo de su configuración, con comandos de voz.
  • Aplicaciones móviles, donde nos otorgan la posibilidad de monitorear nuestro inmueble (si se cuenta con el equipo) de forma remota.

La manipulación del sistema mediante estos dispositivos no se cierra a únicamente apagar y encender tus equipos, además de poder monitorear en tiempo real tu inmueble desde cualquier parte donde te encuentres, puedes crear también escenas y/o rutinas para que le saques mayor provecho a tu sistema para que así, dependiendo de la ocasión y/o del día, con una sola orden (o con ninguna) el sistema responda ejecutando los dispositivos debidos para que disfrutes al máximo de tu hogar y del momento.

Nube o base de datos

Finalmente, nos encontramos con la parte donde se almacena toda la información y configuración que comprende todo nuestro sistema domótico. Es aquí donde parte de la magia ocurre cuando te encuentras lejos de tu casa inteligente; gracias a estos elementos podrás monitorear tus cámaras y sensores, encender o apagar tus luces e interactuar con todo tu sistema y configurarlo estando dentro o a 10 horas de tu casa inteligente.

Sensores

Si los actuadores son considerados los músculos del sistema, los sensores son definitivamente los nervios del sistema domótico. Los sensores no son esenciales para un proyecto domótico básico, sin embargo, su implementación puede hacer una enorme diferencia, ya que, con su integración y debida configuración, el sistema podrá ser más independiente y seguro sin que consuma tanto de tu valioso tiempo.

Lo genial de los sensores es que se pueden aplicar en cualquier campo de aplicación: en seguridad encontramos videoporteros que, con identificación facial, podrán reconocerte a ti y a tu familia para que abra con tan solo acercarse a la puerta; sensores térmicos que pueden identificar «puntos calientes» y evitar que se provoque un incendio asegurando el bienestar de tu hogar y familia; calidad del aire aplicando sensores de ambiente para asegurar un entorno saludable libre de bacterias dañinas.

Como ya lo hemos mencionado varias veces, los proyectos domóticos pueden ser chicos como un departamento o enormes como un castillo, sin embargo, siempre encontrarás los elementos que acabamos de mencionar. Ahora que vayas a cotizar tu proyecto domótico ten en cuenta que estos rubros los debes de ver reflejado en la misma.

En Verdant Comfort S.A. de C.V. sabemos lo importante que es tu casa inteligente, ofrecemos el mejor servicio al cliente y seguimiento por un buen precio. Acércate a nuestro equipo y solicita la tuya, con gusto te esperamos. Puedes encontrarnos en WTC, piso 20, oficina 10, Nápoles, 03810, alcaldía Benito Juárez, CDMX, al correo electrónico info@verdantcomfort.com y vía telefónica al (55) 2140 2796.